Catar un Vino Parte 2

Catar un vino Parte 2:

Como catar un vino sin sentirse observado. Parte 2 Nariz.

En el post anterior hablábamos de la primera parte de la cata: observar la apariencia del vino. Seguimos con la nariz:

Tenemos que oler el vino, primero tras servirlo en la copa y después tras hablerlo movido para apreciar la diferencia.

Cómo:

metemos la nariz en la copa, así, como te lo cuento. Nada de oler por encima … ni hablar. Eso indica que no tienes ni idea y además no sirve para apreciar bien los aromas. Si no sabes bien qué hacer observa a los demás, verás cómo meten la nariz dentro de la copa y aspiran.

Qué podemos apreciar:

Partimos de la base de que el aroma que percibimos es algo muy subjetivo. El apreciar un aroma de una forma o de otra dependerá de experiencias pasadas y de recuerdos.

En general solemos hablar de aroma a vainilla, frambuesa, regaliz, piña, manzana verde, pimienta, etc, y tiene su razón de ser.

Otra forma de definir un aroma es en base a componentes químicos. Hay quien lo hace pero es inútil para la mayoría de los bebedores de vino porque no tenemos por qué saber identificar dichos aromas con compuestos químicos.

Entonces, en general al oler el vino nos podemos fijar en tres aspectos:

  • Condición: limpio o sucio
  • Intensidad: poca, media o pronunciada
  • Aroma: manzana, grosella, mora, frambuesa, frutas con hueso, especias, frutos secos, vainilla, canela, toffee, madera, cuero, tierra mojada, tabaco, etc

Los aromas provienen de tres vías:

  • Aromas primarios: son los propios de la uva en sí, característicos de cada tipo de uva, y son básicamente de orden vegetal (manzana verde de Chardonay, frutos negros de Cabernet Sauvingon, etc)
  • Aromas secundarios: aparecen tras la fermentación. Se producen dos: alcohólica y maloláctica
  • Aromas terciarios o bouquet: aparecen en la crianza del vino. Cuando está en barrica o cuando está en botella

No me quiero extender con todo esto. Simplemente quiero decirte que si te gusta el vino, seas entendido o no, disfruta de sus aromas y contrasta tu apreciación con las de otros. Intenta averiguar a qué te evoca … disfrutarás mucho más de él que si te limitas a beberlo sin más.

Venga, empieza. Sírvete una copa del vino que tengas a mano y cuéntanos, nos interesa 🙂

¿Te ha sido de utilidad este artículo? Si es así comparte, por favor, a otros también les puede interesar. ¡Gracias!


Y si quieres poner en practica estas cositas puedes elegir comprar uno de nuestros magnificos vinos de nuestra "tienda on line". www.solorioja.com

Deja un comentario

Carrito de compra
Chat por WhatsApp
1
¿Necesita ayuda?
WhatsApp con nosotros
Sea bienvenido
¿En que podemos ayudarle?